Jun 2, 2013

Idolatría popular al “debido proceso”

2 de junio 2013

Fuente: El Periódico

Por increíble que parezca, muchos en este país se rasgaron las vestiduras por la extradición de Alfonso Portillo. De nuevo, ciudadanos absolutamente iletrados en cuanto a los vericuetos de nuestro laberíntico sistema legal, clamaban por el respeto a ese nuevo ícono “el debido proceso”. Habían recursos pendientes, exclamaban. Se dañó su dignidad de mandatario. Curiosas afirmaciones.

En medio de toda esta histeria, los defensores de Portillo parecían olvidar que él fue uno de los mandatarios más descaradamente corruptos que ha llevado nuestra ignorancia al poder. Asesino confeso y orgulloso de ello, desde su misma postulación desafió las posturas éticas, denigrándolas, convirtiéndose en el mejor ejemplo de una política sucia y degradada. De hecho, el dinero que lavó en los Estados Unidos correspondía a la galleta escolar y donación de Taiwán al Estado de Guatemala para bibliotecas. ¿Qué respeto tenía por el pueblo? ¿Se había ganado la dignidad de un mandatario?

Para Leer Más =>

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario