Sep 4, 2013

El mes menos cívico

Fuente: Siglo XXI

Civismo es todo el esfuerzo que se hace para que las jóvenes generaciones conozcan, amen y respeten su país. En septiembre, esto es lo que menos sucede.

¿Será que los actos cívicos, los murales, las antorchas, los desfiles y los concursos, que abundan en este mes, verdaderamente llegan a crear amor auténtico por “la patria”, el país, la nación, lo que le digamos? 

Festejamos la “independencia” como el gran momento de nuestra historia. Y lo hacemos con mucho activismo, con gran despliegue de recursos y esfuerzos. Pero, ¿con cuánta profundidad, con cuánta sabiduría, con cuánto impacto en la comprensión de la realidad histórica y presente? ¿Cuánto amor verdadero,  consciente, comprometido y activo, creamos en niños, niñas y jóvenes por sus comunidades y país? ¿No será que ese falso civismo crea más vanidad, lucimiento personal y competencia desleal en lugar de formar en valores y actitudes necesarias para mejorar nuestro país, el festejado del mes?

Porque los concursos de “señorita independencia”, “señorita simpatía” o como le llamen, en muchos casos, siguen siendo una carrera por ver quién vende más votos. O son una competencia de egos, de lucimientos por la ropa o por los atributos físicos. Me parece realmente aberrante que se le ponga la etiqueta de “por amor a la patria” a concursos que regalan “a la patria” una ganadora y un montón de perdedoras, con la autoestima dañada, con enojos, con vergüenzas acarreadas o con papás endeudados innecesariamente.  (No olvidamos que los vendedores informales ganan, aún más los vendedores de uniformes, adornos, instrumentos, etcétera, y eso es algo bueno, pero mínimo en la cruda realidad económica actual).

Para Leer Más =>

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario