Apr 28, 2015

Articulo de reflexión, para analizar los objetivos y estatutario de CONIC creación

Fuente: El Periodico

POR MARÍA AGUILAR
 
La Coordinadora Nacional Indígena y Campesina, Conic, fundada en 1992, es producto de una incisión del Comité de Unidad Campesina, CUC. Se buscaba que a través de procesos de presión y negociación se acompañara a comunidades en la defensas de sus tierras. Entonces, se vislumbraba como una de las pocas organizaciones de base, capaz de denunciar a los movimientos revolucionarios de la época, por el racismo con el que trataban a los indígenas.
 
En Guatemala, sueños y objetivos de lucha, parece que tienen fecha de caducidad. Y es que, en vez de servir como contrapeso al gobierno corrupto, militar, asesino e incompetente de Pérez Molina y Baldetti, la Conic se ha convertido en su férreo defensor.
 
A partir de la corrupción en la SAT, develada por la CICIG, es imposible no ver al binomio presidencial como parte del mismo, por eso, el rechazo al Gobierno abarca todos los niveles del espectro ideológico, algo insólito para la Guatemala fragmentada a la que estamos acostumbrados. En este contexto, la Conic publica un comunicado Por la defensa de la constitución de la República, la institucionalidad, por la justicia y la paz en Guatemala.
 
Este no es el primer comunicado en defensa del Gobierno, anteriormente la Conic ha criminalizado a organizaciones que defienden los recursos nacionales, pero este sí es vergonzoso porque excusa la corrupción, fomenta la mentira de que la investigación de la SAT fue ordenada por el Gobierno y amenazan el derecho de protesta de la sociedad. Al mismo tiempo que expresan no querer más violencia, intimidan diciendo: “sí tenemos que llegar a la ciudad capital, entraremos miles y miles de hombres y mujeres mayas y campesinas, con el machete bien afilado y con machete en mano para defender el Estado de Derecho y la Constitución de la República”. Sus aserciones solo dejan una duda: ¿qué precio tiene la dignidad de los dirigentes de Conic?
 
En Guatemala, los pueblos indígenas saben que no existe el Estado de Derecho y que la Constitución solo defiende intereses de elites. Las acciones serviles de Conic deben registrarse en la historia de los pueblos y organizaciones como una traición étnica y de clase.
 
 

Comments

There are no comments yet.

Add comment