Jan 10, 2016

Impacto De Las Mascotas Sobre El Medio Ambiente Y Algunos Consejos Para Ayudar A Reducirlo

En diciembre del 2005, se realizó en París la conferencia COP21 de las Naciones Unidas y se alcanzó un acuerdo histórico acordado entre los países para intentar frenar el cambio climático. Trabajo tanto en la ciudad como en un área rural, solo puedo decir que es el clima más extraño que hemos tenido en años, la lluvia casi no llegó a los cultivos y ahora se hace presente en los meses en los que ya no debería hacerlo.

Hasta he visto videos de personas en ropa para clima caliente en diciembre, ¡gente en las playas de Nueva York en la noche buena!; se trata de  lugares tan al norte como Canadá, y resulta imposible negar que el clima está cambiando y todos los esfuerzos parecen ser poco para evitar el colapso.

Muchos hablan del fin del mundo, pero yo considero más apropiado hablar de el fin de nosotros los humanos o de nuestra forma de vida, el planeta va a permanecer en su lugar por cientos de millones de años, para esta piedra, que gira alrededor de una estrella, solo se tratará de una extinción en masa más. Algo es seguro, dejaremos un legado de basura para quienes exploren nuestro amado hogar en un futuro muy lejano.Estoy preocupado por el cambio climático y quisiera que todo el mundo hiciera un pequeño esfuerzo para entender que muchos humanos y animales van a sufrir si no cambiamos.

 

Quizá lo que más daño nos ha hecho son creencias como que estos cambios climáticos siempre han sucedido en La Tierra, que son perfectamente normales y que poco tienen que ver con las actividades humanas, todos hemos escuchado sobre la edad de hielo y como la temperatura ha variado a lo largo de la historia. Para esto sirven las estadísticas, estas indican que la temperatura está subiendo y que los años más calientes en toda la historia han sucedido recientemente; es un hecho que la temperatura del planeta está subiendo y que muchas personas (y animales también) morirán como resultado del cataclismo que ya ha comenzado.

 

Hay pequeñas islas en el Océano Pacífico en las que el nivel del agua está haciéndolas desaparecer literalmente, esas personas ya tienen problemas para subsistir debido a que sus tierras son constantemente inundadas con agua salada, si alguien no me cree solo debe buscar las palabras Kiribati o Tuvalu para conocer más sobre lo que les pasará. Se sabe que los corales están desapareciendo debido al incremento de la temperatura y eso definitivamente afectará a toda la cadena alimenticia en los mares y océanos, cuántas especies animales desaparecerán no lo sabemos todavía.

 

La moda de las mascotas en nada ayudará, cada animal que viene a la vida como resultado de nuestra obsesión por poseerlos, deja una huella de carbono durante su vida. No se puede comparar a la que deja un ser humano, pero se trata de billones de bolsas para alimento, una cantidad grandísima de agua que se utiliza para mantenerlos limpios e hidratados, las fábricas de alimento a base de monocultivos y granjas intensivas, los desechos sólidos, los materiales con que se fabrican los accesorios, todo el plástico de los areneros para gato, esos los insecticidas que se usan para eliminar ectoparásitos, las jeringas  en las clínicas veterinarias y muchísimas cosas más que contribuyen a ensuciar nuestro planeta. ¿Y qué me dicen de la cantidad de bolsas plásticas que se usan para recoger las heces de los perros en los parques y calles, para proteger el ornato?

 

Los animales de granja también contaminan, cada vaca produce gases en cantidades lo suficientemente grandes como para contribuir al efecto invernadero. Los desechos de las granjas son un grave problema también. Y volvernos vegetarianos tampoco es la solución, entonces tendríamos que sembrar más alimentos y con ello se perderían más bosques y con ellos más flora y fauna. Es cierto que el metano se puede usar también para producir energía, pero estamos todavía muy lejos de lograr hacerlo a gran escala.

Duele muchísimo que cualquier acuerdo al que se llegara en Paris parece estar a años luz de hacer un poco de conciencia en las personas de países fuera del primer mundo. Todas esas licencias para explotar oro, un metal que no sirve para mucho más que adornar las gargantas y los dedos de la gente que lo puede pagar, de aquellos que quieren demostrar al resto sus riquezas; mientras tanto seguimos contaminando nuestras fuentes de agua, y localmente solo se enriquecen aquellos miembros de los gobiernos que autorizaron las licencias. Los países tercermundistas parecerán una enorme caja de arena para gato en pocos años si esto sigue así.

Por si ello esto  fuera poco seguimos permitiendo que enormes empresas que lucran con monocultivos como la palma africana sigan destruyendo la selva, contaminen nuestros ríos y hasta maten a nuestros ambientalistas después de tacharlos de terroristas. Da tristeza ver como acaban con la naturaleza y eso lo anuncian como progreso, desarrollo y hasta orgullo patrio. Las políticas de estado han favorecido únicamente la privatización y se han olvidado de muchísimas otras necesidades en casi todos los países pequeños en vías de desarrollo.

 

 Cada uno de nosotros puede ayudar si actuamos responsablemente, tener mascotas trae mucho amor a las vidas de quienes las poseen, pero obsesionarnos con ellas deja definitivamente algo negativo para el planeta. Y con respecto a la postura ambientalista yo no veo nada malo en tomarla, recuerden que toda esa área que ahora es café, caña de azúcar o palma africana fue selva anteriormente y ahora solo quedan los efectos del monocultivo y algunas alimañas que sobreviven en su nuevo ambiente.

 

Podemos empezar por no utilizar a los animales como objetos, adoptar animales que necesitan hogar en lugar de comprar a quienes únicamente lucran con ellos, comprarles juguetes y accesorios de buena calidad para que tarden mucho tiempo y no tengan que comprar otros cada cierto tiempo, usar de preferencia materiales biodegradables y reciclados en la fabricación de accesorios para animales, poseer únicamente los que puedan mantener para poder darles todo lo necesario, etc.

 

    Recomendaciones, algunas más serias que otras:

  • Adoptar en lugar de comprar: algunas razas son producidas de manera intensiva, especialmente razas pequeñas como los chihuahuas y los yorkshire, los reproductores son mantenidos en condiciones inadecuadas en la mayoría de lugares, alimentados con desperdicios y con una calidad de vida comparable a la de un humano en prisión. Esos nueve cachorros nuevos van a tener un impacto debido a la huella de carbono que dejarán.

  • No comprar más accesorios que los necesarios: necesitas un collar, una leash, quizá un arnés, pero no necesitas diez de cada uno, recuerda que casi todos no son biodegradables y no provienen de materiales reciclados. Hay accesorios que no son absolutamente necesarios, como la ropa para perro o gato por poner un ejemplo.

  • Compra cosas de buena calidad: si las cosas que le compras a tus mascotas van a tardar mucho tiempo, eso sería mejor que tener que comprarlas nuevamente al usar materiales de baja calidad. Algunos productos son tan malos que solo tardan un día antes de arruinarse o no complen con su objetivo, como me sucedió con un cinturón de seguridad para mi perro que compré hace un tiempo.

  • Dale preferencia a las empresas responsables con el medio ambiente y que usan materiales reciclados para la fabricación de sus productos.

  • Regala lo que ya no te gusta: si quieres una nueva correa, quizá puedas donar la vieja a una ONG que rescate animales y le pueda dar un buen uso, así no habrá que comprar más cosas.

  • No te olvides que todo lo que lavas va a parar a las fuentes de agua en los países en vías de desarrollo, deber ser consciente de eso.

 

Ser ambientalista nada tiene que ver con ser terrorista, es momento de hacer conciencia y dejar de poner atención a grupitos que supuestamente protegen la vida de los animales pero fomentan la violencia hacia las personas como se ha visto recientemente en algunas publicaciones de las redes sociales. El cambio es posible, pero hay que deshacerse de las ideas del pasado, dejar de negar el cambio climático y pensar tanto en el presente como en el futuro.

Y mi recomendación final: NUNCA confíen en lo que les diga alguien que se gana la vida criando perros y gatos como principal forma de ingreso económico.   

ENLACES RECOMENDADOS:

 

Calcular la huella de carbono e impacto ambiental

 

Los perros contaminan el ambiente de manera dramática

 

Recomendaciones para reducir el impacto de las mascotas sobre el medio ambiente

Algunas ideas más

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario