Feb 19, 2016

El difamado gorila de Miami

Screen shot 2016-02-20 at 11
crédito de foto:Miami Herald

19 de febrero 2016

Por Mauricio Cuevas

Cuando estudiaba veterinaria visité el zoológico de Miami una mañana de 1993, al igual que  muchos siempre sentí atracción por los animales no domésticos y mi sueño era trabajar en un zoológico, entre más grande mejor. La fascinación me llevó a visitar parques zoológicos en casi todas las ciudades a las que viajé, y algo que particularmente disfrutaba era hablar con los cuidadores de los animales y contarles que, en ese tiempo, era voluntario en el Zoológico La Aurora, las conversaciones fluían de distinta manera una vez explicaba que quería ser veterinario y todo ese rollo.

Me encontraba frente al recinto de los gorilas en el Metrozoo,  me contaron una historia que me conmovió y que recuerdo perfectamente. Pregunté sobre qué tan agresivos eran los gorilas y me respondieron que no eran agresivos, que era fácil trabajar con ellos siempre que uno fuera de tez blanca.

Tal comentario me sorprendió porque los animales no distinguen raza en seres humanos ni en otras especies, así que le pedí que me explicara más al respecto. Y me contó que el líder de la tropa, el “silverback” como se les suele llamar a los machos alfa por el color plateado del pelaje de la espalda, era agresivo hacia las personas con color de piel oscura. Me explicó que había sido capturado en África y que habían matado a su madre para atraparlo, dijo que en su opinión el animal  recordaba dicho evento traumático y que por eso reaccionaba así.

Me sentí muy mal por el gorila y siempre recuerdo la conversación con esta persona, es realmente una historia triste, trágica. ¿Qué tan cierta puede ser? Me hago la pregunta porque si bien se trata de animales inteligentes, a veces ni los humanos recordamos cosas que nos pasaron en nuestros primeros años de vida. Y si fuera cierta, ¿por qué los zoológicos compran o compraban, hasta hace poco, animales para llenar sus exhibiciones?

Ahora sé que lo que dijo sobre el gorila es mentira, sólo lo dijo, estoy seguro que a algunos zoológicos lo único que les importa es obtener animales para exhibirlos y así ganar más dinero, son muchos únicamente un negocio disfrazado de institución educativa y/o de conservación.

Recordar la historia me hizo investigar un poco al respecto y encontré que el nombre del gorila era JJ y que murió en 2014, eso me entristeció todavía más. Leí la historia que se publicó en un famoso periódico de Miami, y proporciona detalles como que nació en Nuevo Orleans en 1979, no dice ni remotamente que fuera africano, mucho menos que sólo fuera dócil con cierto tipo de personas.

A pesar de que considero capaces a las grandes atracciones turísticas (empresas) de manipular la opinión pública y a los medios de comunicación, como sucede en Guatemala, debo darle mayor credibilidad a la historia publicada por un prestigioso periódico que a las palabras engañosas del cuidador de los gorilas.

Obviamente nació en cautiverio y no en África, de igual forma pienso que es una lástima que este gorila viniera al mundo solo para entretener a los millones de personas que lo vimos durante más de tres décadas, también es una lástima que al menos una vez en su vida fuera víctima de difamación, descansa en paz JJ.

http://www.miamiherald.com/news/local/news-columns-blogs/deadline-miami/article2510153.html

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario