Jun 3, 2011

Una piedrecita de colores

2 de junio 2011

Por Dina Fernández

A Ricardo Stein le encantaban los colores. Siempre llevaba en el portafolio o en el bolsillo de la camisa un ramillete de marcadores o de crayones, para poder garabatear sobre textos, pizarras o libretas amarillas, donde dejaba plasmadas sus ideas como un campesino que va dejando tras de sí una estela de semillas.

Esa mente fecunda y brillante, formada en el rigor de las matemáticas pero con vocación a entregarse por medio de la cátedra, la investigación, el periodismo, el servicio público y el activismo social, se apagó en la madrugada del lunes tras una dura batalla contra el cáncer de pulmón y varios años de lidiar con una salud frágil.

Por ventura, Ricardo se fue lúcido y entero: como corresponde a un hombre que dejó huella en la historia contemporánea de Centroamérica y Guatemala.

Para Leer Más =>

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario